0rigen de la música de las Tres Culturas: judíos, cristianos y musulmanes de la España medieval

Wafir Sheik, Canto árabe, ´Ud (laúd árabe) y darbuga
Jaime del Amo, Laúd, cítola, viola de rueda
Eduardo Paniagua, Salterio, flautas y canto / Dirección

Eduardo Paniagua es considerado uno de los músicos españoles que más está haciendo por la recuperación del patrimonio musical de la Edad Media. Aglutina en sus diferentes formaciones a expertos artistas produciendo numerosos trabajos discográficos con excelente crítica y premios. El viaje de Ziryab es un homenaje al músico persa del siglo IX que inició la Escuela andalusí en Córdoba de Abderramán II y que fecundó lo que sería la España de las “Tres Culturas”. Una síntesis de la música de cada cultura para crear un concierto símbolo de la tolerancia de  la España medieval y de la actual.

PROGRAMA
CANCIÓN PARA LA FIESTA DE LA CIRCUNCISIÓN – Maluf andalusí de Túnez
NOCHE MARAVILLOSA – Betayhi Garibat al Husein. Andalusí de Marruecos
ESCUDERO CAUTIVO. CANTIGA 227 – Instrumental – Alfonso X el Sabio 1221-1284
SOBRE EL MAR DE TÚNEZ. CANTIGA 193 –  Alfonso X el Sabio
LA BESTIOLA. CANTIGA
CONSOLADME NIÑAS AL ALBA – Canción andalusí de Túnez
LA VII ESTAMPIE REAL – Anónimo Francia siglo XII
OBSESIÓN – Canto sufí andalusí de Túnez
GRAN HERMOSURA. CANTIGA 384 – Alfonso X el Sabio
KI ESHMERÁ SHABAT – Canción de Shabat, Abraham Ibn Ezra (1089-1167)
LA ROSA ENFLORESE – Canción sefardí oriental
DOUCE DAME – Lay de Guillaume de Machaut c.1300-1377

LA ESPAÑA MEDIEVAL
Una visión sintética y global de la música de la España medieval ha de tener en cuenta estos pueblos que, si bien en el aspecto político, religioso y filosófico mantuvieron criterios diferentes, en el aspecto cultural, y especialmente en algo intangible como es el mundo de la música, tuvieron una extraordinaria interrelación. Ello no impidió que en las tres bandas existieran autoridades que, según el talante de la época, exaltaran o prohibieran la música, elogiando o censurando a músicos y poetas. Las religiones cristiana y hebrea se asientan simultáneamente con la primera evangelización y la diáspora judía antes del siglo IV. La entrada de la religión islámica tiene por fecha el año 711. Es entonces cuando comienza la pugna entre las hegemonías políticas; la islámica dominante hasta el siglo XI, y la de los pequeños reinos cristianos: Castilla y León, Navarra, Aragón y Portugal, que no tomarán preeminencia hasta la segunda mitad del siglo XIII, con las conquistas de Valencia, Murcia y casi toda Andalucía. El elemento hebreo se instala con mayor o menor fortuna en uno y otro lado de la frontera entre musulmanes y cristianos. La ciudad de Toledo el modelo de convivencia entre los miembros de las tres religiones. Eduardo Paniagua

Fuente:
Espacio Ronda