Alexa pinta a seres humanos, convirtiéndolos en retratos vivientes que respiran. Ella crea la ilusión de un mundo donde 2D y 3D se han convertido en uno.

Sus Pinturas Vivientes son una colección de retratos pintados directamente en modelos, usando pintura acrílica para hacer parecer bidimensionales a los sujetos tridimensionales. Sólo la partes no pintadas —generalmente el pelo y los ojos— revelan «una ilusión óptica que hace borrosa la línea que marca dónde acaba la realidad y empieza el arte». Este trabajo combina pintura, fotografía, instalaciones artísticas y perfomance.
Entra en su mundo directamente en su web  para conocer su trayectoria y la genialidad de sus obras  y echa un vistazo a este vídeo para disfrutar de su estilo en esta ventana al arte: