(Pudiera parecer una simpleza lo que cuento pero es totalmente cierto. Mi anécdota de cómo conocí lo que hay detrás de una botella de agua no es importante; pero lo que consiguen en AUARA cada vez que compramos una de sus botellas, merece que lo conozcamos todos y que se lo contemos al mundo desarrollado). ChL  / editor de enmadridrio.es

Hace dos años vine de visita a Madrid y aproveché una mañana de domingo para dar un paseo por la zona de Callao, Sol, Ópera y Palacio Real,  para volver a Madrid Río antes de regresar a mi ciudad andaluza.

Era un precioso día de sol del mes de junio. Después de callejear feliz durante varias horas sin percatarme de lo que me pasaba, mi cuerpo se quedó sin tonacidad y perdí el equilibrio cayendo al suelo casi sin sentido, desde luego sin fuerzas. Pude ver, eso sí, que una señora que andaba con sus hijos pequeños me ofreció una botellita de agua y permaneció conmigo hasta que pude restablecerme.

Muy cerca, apenas a cien metros, en la misma plaza de Oriente había finalizado una actividad deportiva en la que al parecer habían entregado a los participantes esas botellas de agua como avituallamiento junto a pegatinas, camisetas, chapas de sponsors de dicha actividad…

Cuando me di cuenta había llegado hasta mí alguien del puesto de socorro encargado de cubrir tal concentración de personas. Fue tajante en su diagnóstico: «Has tenido un golpe de calor».  Insistió en lo importante que había sido esa botella de agua para que no hubiera ido a más.

Después de despedirme agradecido a él y a la señora que me regaló el agua y se preocupó de que yo tuviera atención sanitaria, me marché de nuevo con el restito de agua en la botella que llevé casi vacía feliz de su recuerdo hasta llegar a casa.
Era una marca que no conocía, «AUARA». En la etiqueta leí «Agua para cambiar el mundo». Entré a navegar en internet buscando saber más sobre este agua que se presentaba así  y quedé maravillado: sus dividendos son dedicados a llevar agua donde no la hay. Quedé admirado de todo lo que vi en su web que no voy a contar aquí porque prefiero que descubran tal maravilla directamente ustedes lectores y lectoras.

AQUÍ WEB AUARA   

Desde entonces, cuando compro agua embotellada busco AUARA  por donde sea y toda mi familia y muchos amigos la piden directamente online en la propia tienda de su web.
Así que este agua salvó mi cuerpo, pero hizo algo más, también  le dio a mi vida una nueva confianza en que hay gente maravillosa que utiliza su imaginación, su talento y su fuerza para arreglar el mundo en aquellos lugares donde hace falta. No dejen de mirar su web.

Cambia el mundo, desde las cosas más pequeñas.
Agua mineral natural 100% social y llena de valores.
Botellas fabricadas con material 100% reciclado.