Foto: archivo


Madrid celebra desde hace algunos años la llegada del invierno con una fiesta de luces y música en los jardines del Puente de Toledo. Miles de personas portando farolillos se han acercado a Madrid Río para disfrutar de espectáculos de teatro, circo y fuegos artificiales.

Miles de personas han acudido este viernes 21 de diciembre con sus farolillos y sus luces a los jardines del Puente de Toledo, celebrando el solsticio de invierno.

Una fiesta que ha contado con el diseño y las creaciones lumínicas de Zuloark y con dos ‘marchings bands’ que han acompañado al público asistente a animarse con la música. La ‘Balkan Paradise Orquestra’, formación compuesta íntegramente por mujeres, interpretaron melodías tradicionales a ritmo de fanfarria, mientras que la ‘Compañía Majareta’, integrada por músicos y clowns, fusionaron el teatro de calle, con el circo y la música.

Para finalizar, Luis Miguel Cobo, inspirado por la transición del otoño al invierno, había creado una banda sonora emocionante que sirvió de base a la Pirotecnia Vulcano para ser  los artífices de un espectáculo piromusical diseñado especialmente para ser encendido en el Puente de Toledo iluminando la última estación del año 2018 desde el río de Madrid.


Para animar  al protagonismo ciudadano de peques y mayores, Zuloark, oficina abierta de Arquitectura y Urbanismo, había ideado una instalación con más de 40 elementos lumínicos anclados en las farolas de los jardines. Distintos talleres participativos previos celebrados en Matadero, Quinta de los Molinos y Conde Duque, desarrollados en colaboración con Pedagogías Invisibles, multiplicaron con alegría la construcción de elementos lumínicos que formaron parte de la línea lumínica presente en la Fiesta de la Luz.

Foto archivo

Foto archivo

Foto Kike Rincón para Madrid Diario