«Si hay una mujer que se adelantó a su tiempo, que luchó contra los prejuicios raciales, que batalló contra el maltrato y el abuso, que le puso voz al feminismo cuando ni siquiera era un susurro en la calle, que cautivó a todo sector de público con su voz y su fuerza, no es otra… ¡Es Tina Turner!».

Carmen Torres / Comentarista de Música | Para enmadridrio.es

Aunque retirada voluntariamente de los escenarios desde hace 20 años, los contoneos de cadera, la voz desgarradora, el cardado imposible de la diosa de ébano, siguen más presentes que nunca en el Teatro Coliseum de Madrid, que regresa a los musicales con fuerza de la mano de «Tina, el musical».

Su carrera empieza allá en los 50 junto al que fue su marido y yugo Ike turner. Tuvieron un notable éxito pero Tina quiso liberarse de la mano opresora de Turner y es en 1984 cuando se relanza al éxito con el álbum «Private Dancer» que la consagró como diosa indiscutible del rock.

Su vida, aunque pueda parecer glamourosa, está marcada por la constante lucha contra los estereotipos de ser mujer, mayor, de color y de venir de un ambiente donde el maltrato y el abuso reinaba en silencio.
Canciones de la época como «What’s Love Got to Do with It», «Let’s Stay Together», «We Don’t Need Another Hero» y «The Best» hicieron que su reinado se extendiera, haciendo incursiones en películas como «Tommy» y «Mad Max, más allá de la cúpula del trueno», hasta que su propia vida fue recogida en «What’s Love Got to Do with It» de 1993.

Su último álbum fue publicado en 1999, «Twenty four seven» con el que se retiro de la vida pública sólo para volver para la gira de su 50 aniversario.

En el musical representado en Madrid, escrito por Katori Hall, Frank Ketelaar y Kees Prins y con la colaboración de la propia Tina podremos ver la evolución de la reina del Rock’n’roll.  Esta dirigido por Phillida Lloyd y la coreografía es de Anthony Van Laast.

La espectacularidad de la obra ha llevado a la remodelación del escenario del Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío para que tengan cabida en él las impresionantes coreografías del espectáculo.

Kery Sankoh, ya conocida por su intervención en el «Rey Leon», es la encargada de dar vida a la incombustible Turner.
En la parte masculina nos encontramos con Rone Reinoso que encarna a quien fuera su polemico marido Ike.
Completan el elenco Karina Soro, Ranny Hilston,  Carolina Santos, Ariadna Comas, Beatriz Santana, Kevin Tuku y Hansel Moya entre otros.

Durante casi 3 horas podremos disfrutar de un emocionante relato del nacimiento y consagración de la indiscutible reina del rock. La veremos emocionarse, enamorarse, llorar, luchar y sobre todo lo que mejor se le da, cantar.

Esta obra es ¡Para no perdérsela!.

Estoy segura de que cumplirá las expectativas de los amantes de los grandes musicales. Yo le doy un 10.

Teatro Coliseum,  Calle Gran Vía 78, Madrid
En cartel hasta  12 de diciembre de 2021

Carmen Torres para enmadridrio.es