El nuevo Café Naves reabre sus puertas con intervenciones de Morag Myerscough, una de las diseñadoras referente en el ámbito internacional

Transcripción del artículo publicado en https://www.madrid-destino.com/

Matadero Madrid, espacio gestionado por el Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid a través de Madrid Destino, presentó el martes 18 de febrero, el nuevo Café Naves, cuyo trabajo de rediseño ha sido desarrollado por la conocida artista londinense Morag Myerscough en colaboración con Luke Morgan, y por la arquitecta madrileña Paula López Barba. La presentación del proyecto consistió en una conversación entre Myerscough, Morgan y López-Barba moderada por el periodista y crítico cultural Andrés Fernández Rubio. Esta actividad se ha incluido dentro del programa de actividades del Madrid Design Festival 2020.

Tras varios años de uso intensivo, el Café Naves necesitaba una reactualización y el recambio de su mobiliario, lo que ha supuesto una oportunidad para trabajar con un equipo interdisciplinar de creadores y proponer un novedoso proyecto artístico que responde a la voluntad del Centro de potenciar espacios de encuentro con identidad propia, amables y abiertos a todos.

Objetivos de la intervención
El proyecto de rediseño buscaba restablecer la grandeza y belleza original del espacio de la nave en la que se ubica el Café Naves y reorganizar el espacio para procurar visiones diáfanas e introducir más luz natural. El nuevo proyecto elimina las barreras visuales, la grada preexistente se voltea, desplazándose al fondo de la nave y se han retirado las cortinas que dividían el espacio en dos y los vinilos que tamizaban la luz de las ventanas.

El nuevo Café Naves pretende ser un espacio acogedor tanto en horario diurno como nocturno. A ello contribuyen la flexibilidad del mobiliario móvil, el uso de materiales naturales como la madera o una nueva paleta de colores alegre.

Se han conservado, en la medida de lo posible, elementos existentes, como la grada, la barra y un quiosco exterior. Se reutilizan sus estructuras, pero se sustituyen los paneles de terciopelo por otros de madera con intervenciones artísticas de Morag Myerscough. El espacio cuenta ahora con una identidad basada en el trabajo con la piel de las superficies a través del uso de color y geometrías. Los tonos vibrantes y las estudiadas formas de los diseños juegan un papel fundamental a la hora de actualizar y dinamizar el lugar. Los mosaicos tradicionales del exterior de las naves sirven de inspiración para introducir los patrones geométricos de la intervención, sencilla pero muy efectiva.

Crédito imagen: Matadero

Un espacio flexible a través del mobiliario
El mobiliario de Café Naves se ha fabricado especialmente para el lugar con el objetivo de que los elementos fuesen robustos y fáciles de mantener. Las mesas de gran tamaño se combinan con otras pequeñas para que exista una amplia variedad de maneras de utilizar el espacio. Todas ellas están basadas en los diseños de Luke Morgan, el diseñador que trabaja junto a Morag Myerscough, y adaptados por la arquitecta Paula López Barba para ser fabricados con materiales y empresas locales.

Las intervenciones artísticas coloridas se han limitado sólo a algunos elementos y se han mantenido los colores neutros de la arquitectura de la nave, que funciona como telón de fondo de un espacio que puede transformarse según el momento.

Uso de materiales nobles y trabajo desde la sostenibilidad
Los paneles del quiosco exterior situado en Plaza Matadero están creados con madera de cedros caídos por el viento en 2018 en el cercano parque madrileño Casa de Campo. La madera de las ocho grandes mesas de cuatro metros de largo proviene de pinos silvestres caídos tras una tempestad en las sierras de Soria. Está protegida contra la humedad con un tratamiento térmico que no emplea productos tóxicos. Para todas las intervenciones artísticas en el mobiliario se han empleado pintura y barnices al agua, para reducir el impacto ambiental.

Otro de los objetivos fundamentales del proyecto era mejorar el confort sonoro de la nave, para lo que se han instalado paneles de absorción acústica que reducen la sensación de ruido en el espacio y que mejoran el sonido de los espectáculos.

Está previsto que el espacio sea poco a poco colonizado por plantas. En los arcos que conectan la nave 12 con la 11, se instalará un sistema de riego e hidrojardineras para plantar especies escogidas para las condiciones del lugar. Los elementos separadores para crear pequeñas zonas independientes en la cafetería también serán plantas, colocadas en grandes jardineras móviles.

Morag Myerscough & Luke Morgan. Copyright Gareth Gardner

Equipo de trabajo

Morag Myerscough es una artista y diseñadora londinense que colabora a menudo con instituciones culturales y patrimoniales y cuyo trabajo se caracteriza por intervenciones gráficas de gran escala, un intenso uso del color y de las geometrías y una gran dosis de “optimismo visual”. Crea instalaciones y estructuras para el espacio público y estructuras tridimensionales inmersivas que potencian la interacción entre las personas, y favorecen la conversación y el encuentro en los espacios para crear comunidades de uso y disfrute. Desde escuelas y hospitales hasta centros culturales y centros urbanos, Myerscough transforma los espacios públicos creando experiencias atractivas. Su contribución a los entornos educativos fue reconocida en 2015 por su trabajo con los arquitectos Allford Hall Monaghan Morris para la Escuela Burntwood (Londres), ganadora del Premio Stirling de Arquitectura.
Entre sus proyectos más reconocidos se encuentran Movement Café, Londres, 2012; Big Bang Data, Somerset House, Londres, 2015; Power Bridge, Battersea Power Station, Londres, 2017; Sheffield Children’s Hospital Bedrooms, 2017; Belonging Bandstand, Reino Unido 2018; Surrender, Las Vegas, 2017; Love at First Sight, Pabellón en Aberdeen, 2019; Make happy those who are near, una estructura-instalación pública en Hong kong, 2019; o Atoll, instalación permanente en Broadgate, Londres, 2019. Entre los galardones que ha recibido se encuentran el 2017 Royal Designer for Industry (Royal Society of the Arts, Reino Unido), 2020 Honorary Fellow (Royal Institute of British Architeccts, Reino Unido); 2019 Honorary Doctorate (Gloucester University, Reino Unido); 2019 Honorary Fellow (University Arts London, Reino Unido); 2019 Honorary Professorship (University for the Creative Arts-UCA, Reino Unido); 2012 Honorary Fellow, Arts University Bournemouth (AUB), Reino Unido.

Luke Morgan es artista y diseñador. Trabaja habitualmente con Morag Myerscough en el diseño de estructuras y mobiliario. Le fascinan las máquinas, el rock ‘n’ roll y la estética de la década de 1950, temas que se reflejan en sus esculturas cinéticas. Es escritor y músico y ha sido comisario de la sección «Let it Rock» en el galardonado festival «Vintage at Goodwood».

Paula López Barba es arquitecta madrileña. Con un perfil híbrido e internacional, se ha formado también en artes visuales y arte dramático y ha trabajado en Madrid, Barcelona, Berlín, Río de Janeiro y Nueva York. Desde 2006 colabora con estudios de arquitectura y diseño urbano, además de diseñar y construir de manera independiente pabellones, intervenciones artísticas y mobiliario para festivales, eventos y espacio público. Desde 2015 combina el diseño con el periodismo y ha trabajado como reportera para varios medios internacionales. Ha impartido seminarios y conferencias en la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, la Facultad de Sociología y Políticas de la Universidad Complutense, el Máster de Urban Planning de Columbia University, el Centro Rio+ de las Naciones Unidas, la Universidad Federal Fluminense de Río de Janeiro o el encuentro Placemaking Latinoamérica en CDMX.
Entre los proyectos en los que ha participado se encuentran el programa de intervenciones en espacio público Imagina Madrid de Intermediae; intervenciones efímeras para festivales como el Festival Internacional de Arquitectura Eme3 o Mira Digital Arts Festival; Mutualism Urban Farming, Iaac Barcelona; Proyecto socioambiental Sinal do Vale, Brasil; Pabellón Bricktopia, Centro de Arte Contemporáneo Fabra i Coats de Barcelona junto a Map13; Proyectos de paisajismo junto a Natàlia Mitjà; También ha sido colaboradora de RUA Arquitectos -Pedro Rivera y Pedro Évora- y de cumulolimbo studio, entre otros.

Fuente:
Madrid Destino