El pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el 27 de marzo 2019, con los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE, el Plan Especial de Regulación de los pisos turísticos.


Dicho plan considera a los alquileres turísticos de más de 90 días como una actividad comercial y necesita para ello una licencia.
Para la concesión de dicha licencia se ha de cumplir con una normativa que la regula.

Objetivos del Plan

1.- Preservar el uso residencial en el centro urbano.
2.- Equiparar las condiciones del uso terciario de hospedaje a cualquier otro uso terciario, ya sea comercial y oficinas.
3.- Considerar la vivienda turística como de uso terciario de hospedaje, por lo que debe cumplir las mismas condiciones que cualquier otro establecimiento de hospedaje.

El texto prohíbe la actividad en pisos sin acceso independiente desde la calle. Pone límites al alquiler de pisos turístico en la ciudad de Madrid. Y hace hincapié en aquellos arrendamientos temporales superiores a 90 días y limita el cambio de uso de edificios completos de residencial a terciario, sobre todo, en el centro de la capital.
Menos de 90 días de alquiler, el Ayuntamiento lo considera economía colaborativa. Más de 90 días de arrendamiento, lo cataloga como actividad comercial, para lo que se necesitará una licencia de uso terciario de hospedaje, además de cumplir los requisitos propios de los alojamientos turísticos.

Localizaciones afectadas especialmente
El desarrollo del PEH afectará a la almendra central de la ciudad, todo el interior de la M-30 y a algunos barrios de los distritos de Usera, Carabanchel y Latina, aunque se divide en tres zonas diferentes en función de la saturación de alojamientos turísticos que soportan los barrios de la capital.

Primer anillo: barrios de Sol, Palacio, Cortes, Universidad, Justicia y Embajadores

Segundo anillo: barrios de Argüelles, Gaztambide, Arapiles, Trafalgar, Almagro, Castellana, Recoletos, Jerónimos, Palos de Moguer, Acacias, Imperial, Vallehermoso, Ríos Rosas, El Viso, Lista, Goya, Ibiza, Niño Jesús, Pacífico, Atocha, Delicias y Chopera.

Tercer anillo: barrios de Casa de Campo, Puerta del Ángel, Cármenes, San Isidro, Opañiel, Comillas, Morcardó, Almendrales, Legazpi, Adelfas, Estrella, Fuente del Berro, Guindalera, Prosperidad, Ciudad Jardín, Hispanoamérica, Cuatro Caminos, Ciudad Universitaria, Bellas Vistas, Berrugiete, Castillejos, Nueva España, Valdeacederas, Almenara y Castilla.


Obligaciones
Entre los principales cambios para los actuales pisos turísticos, donde la mayoría comparten edificio con viviendas residenciales, figura que se les exigirá que cuenten con un acceso independiente desde la calle al piso. “No podrán utilizar puertas de entrada, portales o ascensores comunes a las viviendas”

En los anillos uno y dos, que son los más congestionados, si se solicita una licencia de uso como hospedaje para parte de un edificio, el nuevo plan exige la existencia de un acceso independiente para los alojamientos turísticos: puertas, portales y ascensores.

En el anillo tres, la exigencia de acceso independiente se mantiene cuando se pretenda implantar donde no estén permitidos otros usos terciarios.

Limitación de concesión de licencias para edificios completos

El Ayuntamiento estrechará la concesión de licencias de cambio de uso de un edificio residencial para uso de hospedaje, sobre todo en el primer anillo, con nuevos parámetros exigentes: el nivel de usos admitido, el nivel de protección del edificio, el uso implantado y la zona de ubicación del edificio.
Para cambios de uso se exigirá un estudio especial de impacto en el entorno  aprobado por la Junta de Gobierno en Pleno de Ayuntamiento.