El Ayuntamiento de Madrid concedió en este mes de febrero 18 autorizaciones a servicios de patinetes eléctricos compartidos con el fin de que puedan circular por la ciudad. 

Lo hizo conforme  a la regulación prevista en la Ordenanza de Movilidad Sostenible vigente desde 24 de octubre de 2018.

Las empresas habían solicitado autorizaciones para 108.094 patinetesMadrid  había contemplado un número de unidades máximas ( 10.000) a las que podían optar las distintas empresas del sector en su modalidad compartida y con concesión autorizada para circular por vía pública
El Ayuntamiento al final ha concedido tan solo 8.610 unidades, que quedan distribuidas por todos barrios con el criterio sensato de tener en cuenta no saturar la superficie transitable en patinete eléctrico por distrito, estableciendo topes máximos en cada uno de ellos para asegurar  la convivencia con el resto de modos de movilidad.

Unidades concedidas por distritos

La circulación de estos vehículos de concesión compartida (no hablamos de los particulares)  por Madrid, queda pues censada con estos máximos en los distritos colindantes a Madrid Río: Arganzuela, 212; en Moncloa-Aravaca, 726; en Latina, 465; en Carabanchel, 577; en Usera, 367.
En el resto de distritos… se han autorizado 310 en Centro; en Retiro, 166; en Salamanca, 210; en Chamartín, 348; en Tetuán, 278; en Chamberí, 160; en Hortaleza, 765; en Villaverde, 410; en Villa de Vallecas, 387; en Vicálvaro, 343; en San Blas-Canillejas, 526; en Fuencarral-El Pardo, 823; en Puente de Vallecas, 595; en Moratalaz, 124; en Ciudad Lineal, 451; y en Barajas, 367.

Empresas autorizadas

Son 18 las empresas que han recibido autorización: Ufo, Rideconga, Flash, Mobike, Ari, Tier, Alma, Lime, Motit4u, Wind, Jump Uber, SJV Consulting, Acciona, Eskay, Voi, Taxify, Scoot, Koko.
Hay aún en trámite algunas licencias. Quedan pendiente de resolución tres solicitudes recibidas cuyo trámite está en estudio. Se le ha denegado permiso a otras empresas al no cumplir los requisitos exigidos por el Ayuntamiento. Requisitos en los que fundamentalmente el Ayuntamiento exigía seguridad para usuarios y terceras personas (seguro), gps y aplicaciones integradas que impidan el acceso por zonas prohibidas al tránsito de patinetes eléctricos así como a otros vehículos de movilidad urbana. Todos deben llevar timbre, sistemas de frenado, luces y elementos reflectantes y no pueden llevar auriculares conectados a aparatos reproductores o receptores de sonido.

La Ordenanza de Movilidad Sostenible vigente define también por dónde pueden circular y aparcar este tipo de vehículos.

Está prohibido
Ir por la acera -cuestiones de seguridad ciudadana para los viandantes- por carriles bus, calles con más de un carril por sentido y por accesos y tramos no semaforizados de la M-30.

Se puede circular
En los parque públicos, por aquellas vías en las que esté permitido la circulación de bicicletas. En general y en concreto por carriles bici, pistas bici, por la calzada de calles integradas dentro de zonas 30 respetando la prioridad del peatón y por las calles en las que en todos sus carriles la velocidad máxima de circulación sea igual o inferior a 30 kilómetros. Es decir aquellas de un carril por sentido o un solo carril (casi un 90€ de las calles de Madrid). En Madrid ciudad hay casi 350km de carril bici, incluidos los 12 previstos de construcción en este 2019.

Velocidad máxima
En sendas compartidas con el peatón, la velocidad máxima es 5 kilómetros por hora.
Como el resto de los vehículos, deberán cumplir el límite máximo de velocidad permitido de cada vía por la que circulen.

Estacionamientos

Los patinetes, como el resto de los vehículos de movilidad urbana de tipo A y B, deben estacionar en las reservas destinadas a motocicletas y bicicletas. Si no las hay, podrán aparcarse en la banda de estacionamiento general de la calzada y en último caso en las aceras, siempre que lo hagan junto al bordillo y dejen más de tres metros de ancho libre. En aceras de menos de seis metros, paralelamente al bordillo. Y, si la acera tiene más de seis metros, en semibatería o ángulo junto al bordillo. Siempre deberán guardar una distancia mínima de 2 metros respecto a los pavimentos tactovisuales al objeto de garantizar la movilidad de las personas con discapacidad visual.
No podrán estacionar en aceras cuando las calles sean de especial protección para el peatón o exista señalización específica que lo prohíba, como sucede en algunas como en la Gran Vía. Tampoco podrán aparcar en el ámbito peatonal de las reservas de transporte público colectivo (paradas autobuses de Empresa Municipal de Transporte), ni en el ámbito peatonal de las plazas reservadas para personas de movilidad reducida. Tampoco en el de las paradas de taxi ni sobre tapas de alcantarillado ni de otros servicios (telecomunicaciones, energía, etc).

Las  empresas autorizadas deberán redistribuir diariamente la flota empezando cada día con sus unidades en el distrito en el que fueron autorizados.

Se recomienda la utilización de casco, pero solo es obligatorio para los menores de 16 años.
La edad permitida para circular con estos Vehículos de Movilidad Urbana por las vías y espacios públicos es de 15 años. Los menores de 15 años solo podrán hacerlo en patinetes adecuados a su edad, altura y peso y circular en itinerarios autorizados y practicados con guía (desde los 10 años) o bien fuera de las zonas de circulación, en espacios cerrados al tráfico, y acompañados y bajo la responsabilidad de sus progenitores o tutores.