Proporcionarnos equilibrio emocional, calma, armonía, reducir el estrés… son solo algunos de los muchos beneficios que nos puede aportar la práctica del Tai Chi.

También se utiliza para una gran variedad de afecciones de salud porque promueve la serenidad mediante movimientos suaves y fluidos.

¿Qué es el Tai Chi?

El Tai Chi es una antigua tradición china que, hoy en día, se practica como una forma sincronizada y elegante de ejercicio. Se basa en una serie de movimientos realizados de forma lenta, concentrada y acompañada de respiración profunda con posturas que fluyen sin pausa hacia la siguiente consiguiendo un movimiento en armonía y un bienestar de innumerables consecuencias positivas.

¿Quién puede hacer Tai Chi?

Precisa de un esfuerzo mínimo sobre músculos y articulaciones. Ello lo hace una práctica segura para todas las edades y niveles de estado físico. Es especialmente adecuado para adultos mayores que quieran incluir en su vida cotidiana ejercicio saludable sin fricciones ni fracturas.

Su práctica no requiere equipos especiales. Una vez aprendidas sus claves, se puede practicar en cualquier lugar, dentro de la casa o al aire libre, solo o en grupo.

Aunque es segura su práctica, las mujeres embarazadas o las personas con problemas articulares, dolor de espalda, fracturas, osteoporosis severa o una hernia deben consultar con su médico por si considerara recomendarte que adaptes o evites ciertas posturas.

¿Qué otros beneficios me puede aportar el Tai Chi?

Una vez aprendido correctamente y si se realiza con regularidad, el tai chi consigue una mejora general de la salud. De forma específica lleva a reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión, mejorar el estado de ánimo, aumentar la capacidad aeróbica, la resistencia, la polarización de la energía aumentando la vitalidad. Consigue una mayor flexibilidad, agilidad y equilibrio físico y emocional, además de multiplicar la fuerza y lograr una definición muscular.
Y si fueran pocos estos beneficios citados para personas muy exigentes que quieren más beneficios, diferentes estudios científicos concluyen que el Tai Chi ayuda a mejorar la calidad del sueño, a mejorar el sistema inmunológico, reduce la presión arterial, mejora el dolor articular, mejora los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva y además de reducir el riesgo de caídas en adultos mayores, contribuye a una mejoría del bienestar general.

Sanadora y revitalizante, esta actividad armoniza la mente y cuerpo a través de la respiración, el ejercicio físico, la calma y la relajación.

Chika Kuramata, una instructora certificada con multitud de titulaciones, con mucha sabiduría y experiencia, te ayuda a que aprendas y disfrutes.
Ella te enseña posiciones específicas y técnicas adecuadas para practicarlo de manera segura sacando el mayor beneficio para tu salud física y emocional.

Clases todos los jueves de 16:20 a 17:20 en Espacio Ronda | Ronda de Segovia 50. Madrid 28005